under the article ad tag:
Loading...
====== in-article ad tag:
Loading...

Cuidados correctos para tu cabello..

Lavarte el pelo a menudo puede hacerte más daño del que crees. Las glándulas sebáceas de las personas que tratan de lavarse el cabello todos los días comienzan a producir más grasa. Como resultado, se encuentran en un verdadero círculo vicioso.

Recopilamos para ti algunos consejos con los que podrás lavarte el cabello con menos frecuencia, pero seguir teniendo un aspecto fabuloso.

Controla tu dieta

capture-20170705-233301

Para que tu pelo se mantenga limpio durante más tiempo, elimina de tu dieta todos los alimentos grasos y fritos, azúcar, pan blanco y productos enlatados. Es mejor sustituirlos por frutas, verduras, productos lácteos, carne magra y frutos secos. Esto te ayudará a reducir la actividad de las glándulas sebáceas.

Utiliza shampoo seco

Para eliminar el brillo graso, divide el cabello en mechones y aplica el champú seco en las raíces, como una laca para el pelo, a una distancia de 20-25 cm. Si el champú es en polvo (tipo talco) aplícalo directamente a las raíces. Espera 10 minutos y cepilla el cabello. El champú seco crea una capa alrededor del cabello graso, por ello durante un tiempo tu pelo parecerá limpio.

No olvides los accesorios

150e0e403237738da42fefdf7577ed45

Si tienes flequillo, un pañuelo de pelo puede ayudarte a crear un nuevo look. Para esto será suficiente lavar el flequillo u ocultarlo de alguna manera. Los peinados con un pañuelo se ven bien con el pelo recogido o suelto. También serán de gran ayuda para aquellas que tengan el pelo corto. Puedes disimular el cabello sucio con una variedad de pinzas, cintas estampadas o diademas con flores.

Presta atención a la temperatura del agua

19756254_840864756077135_1810130027_n

Cuando te laves el pelo, procura que sea con agua tibia o incluso un poco fresca, pero nunca caliente. El agua caliente aumenta la cantidad de sebo que se excreta por el cuero cabelludo. Después de haber lavado el cabello, lo mejor es dejar que se seque naturalmente.

Hazte una Trenza

capture-20170706-001253

Si trenzas el pelo, disimulas las raíces grasas del cabello. Cuanto más gruesa es la trenza, mejor puede enmascarar el pelo sucio. Puedes levantarte las raíces del cabello en la coronilla para ocultar la parte más visible del pelo sin lavar. Es necesario que la trenza no se vea lisa, intenta empezar a sacar ligeramente algunos mechones haciéndolo de abajo hacia arriba, desde la punta de la trenza al comienzo. Eso te ayudará a ocultar mejor el pelo sucio.

Cepilla tu pelo antes de dormir

aid1228959-v4-728px-Be-and-Feel-Beautiful-All-the-Time-Step-3-Version-2

Cepilla tu cabello antes de ir a la cama. En cuanto te pongas sobre la almohada, levanta el pelo hacia atrás de tal manera que se ponga a lo largo del borde superior de la almohada. Si la longitud lo permite, hazte una cola de caballo sin apretar o una trenza floja.

 

Cambia la raya

 

aid1194937-v4-728px-Cut-Your-Own-Curly-Hair-Step-1-Version-2

Hazte una raya lateral en el lado opuesto; en vez de una raya recta opta por una diagonal. El secreto es simple: el cabello se acostumbra a una determinada posición, por lo que pierde el volumen en las raíces y, a menudo, se ensucia más justo en el lugar de la raya habitual. Cambiándolo, obtendrás volumen, aspecto limpio y una nueva imagen.

 

Evita peinados lisos

descarga (3)

Al elegir tu estilo, procura evitar los peinados lisos y elegantes porque harán que tu cabello se vea aún más sucio y graso.

La mejor opción es cepillar un poco el pelo en las raíces para obtener más volumen y, a continuación, hacerte una concha o un moño.

 

Lava los cepillos

Procura que tus herramientas para el pelo estén limpias. Los restos de sebo, suavizante o productos para el pelo pueden hacer tu cabello más pegajoso. Los peines y cepillos para el pelo debes lavarlos una vez a la semana en agua tibia con champú o jabón

La manera correcta de lavarse el pelo

16993760-19522560-15-0-1493629759-1493629771-650-1-1493629771-650-04f9ebaa03-1493842045

Lava tu cabello con champú al menos cada 2 días (Intenta usar un champú suave y natural, sin excesos de productos químicos).

No creas que cuanto menos laves tu cabello, menos peligro correrá. Es aconsejable lavar el cabello de manera seguida, para así, no exponerlo a la gran acumulación de bacterias y agentes dañinos del ambiente.

Al lavar el cabello, no frotes demasiado fuerte el cuero cabelludo. Masajea dicha zona de manera suave, con la yema de los dedos.

Intenta no utilizar demasiado champú en cada lavado. Los dermatólogos profesionales, recomiendan usar una porción de champú equivalente a una moneda, para así, proteger el cuero cabelludo de las sustancias químicas.

Recuerda que el agua caliente reseca el cuero cabelludo; intenta usar siempre, agua tibia o agua fria a la hora de lavar y enjuagar tu cabello.

Recuerda que es aconsejable aplicar el champú solo en el cuero cabelludo y en las puntas del pelo. Para las demás partes, aplica más el acondicionador que el champú.

Seca muy bien tu cabello antes de peinarlo; esto ayudará a evitar que se quiebre y se dañe.

Recuerda también, no abusar de los secadores y los artefactos calientes y eléctricos, que pueden perjudicar gravemente tu pelo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: