under the article ad tag:
Loading...
====== in-article ad tag:
Loading...

Mezcla miel de abeja con arroz común y tendrás una mascarilla para las arrugas y verrugas

El mercado de los cosméticos ha estado creciendo bastante desde hace ya un par de años y esto se debe a que la gente cuida más su piel ahora. Sobre todo las mujeres cuidan de su piel, a través de muchos productos como una mascarilla cutánea, crema anti arrugas, etc.

Ya que es parte de su atractivo, tanto su suavidad como su pulcritud. El cuidado de la piel es muy importante y se deben tener en cuenta los componentes de los productos que utilizamos para tratarla. La piel protege al cuerpo de los agentes externos que puedan significar una amenaza para el organismo. Si tratando de lucir bien, perjudicamos a nuestra piel entonces lograremos un efecto contrario a lo que deseábamos.

La naturaleza provee muchos remedios para retocar algunos aspectos del rostro. Si presentas alguna rareza en tu piel y desconoces su naturaleza entonces visita un médico. El continente de Asia tiene culturas que para éste lado del mundo son extremadamente interesantes y un tanto bizarras, pero la creatividad es mundial.

Sin duda alguna las ideas no tienen barreras y gracias a ello nos hemos podido enterar de una revolucionaria técnica de los japoneses. Un facial haciendo uso de un ingrediente común y no perjudicial para la piel.

El arroz es un alimento famosamente consumido en Japón y en otras partes del mundo. Ahora nos hemos enterado de que también lo utilizan como ingrediente de los tratamientos faciales. Si te interesa saber exactamente como hace uso de éste ingrediente para elaborar sus tratamientos rejuvenecedores presta atención y descubrirás lo eficaz que puede ser.

Pasos para preparar esta receta

Aparte del arroz también vamos a necesitar miel de abeja pura y leche o agua. Una vez reúnas todos los materiales puedes iniciar con la preparación de la mascarilla que después utilizaras.

Cocina un par de cucharadas de arroz solo en agua sin más, cuando esté blando escúrrelo y enjuágalo. Ahora mezcla el arroz cocido con una cucharada de leche o agua.

Luego agregaras un poquito de miel y mezcla muy bien hasta que sea una crema consistente. Ahora eres libre de aplicarte la mascarilla en el rostro para que ésta haga su efecto, durante menos de una hora.

Recuerda cuidar muy bien de tu piel, visita un médico si presentas algún problema que desconozcas ya que puedes correr altos riesgos.

Protege tu piel con bloqueador solar para evitar que los rayos del sol dañen tu piel e incluso puedan llegar a causar cáncer de piel.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: