under the article ad tag:
Loading...
====== in-article ad tag:
Loading...

Agua de arroz fermentada para un cabello brillante

Un remedio natural que los chino y japoneses utilizan para dar brillo al cabello.

¿Alguna vez ha oído hablar del agua de arroz fermentada? Es un agua rica en antioxidantes, minerales, vitamina E y trazas de pitera, una sustancia producida durante el proceso de fermentación. Estos agentes nutrientes del arroz ayudan a sanar las cicatrices y reducir las arrugas, líneas finas, e inflamación, dejando la piel con un brillo saludable. 

El agua de arroz fermentada se puede utilizar no sólo para el cuidado del cabello, sino también para la limpieza de la piel del cuerpo y el rostro, dejando la piel más suave y firme, y mejorando notablemente su aspecto.

En el caso del cabello, éste no sólo resultará más brillante, sino también suave, fuerte, elástico y sano. 

El agua que se utiliza para la fermentación es el agua con que se lava el arroz antes de la cocción, el agua de remojo, también se puede usar la de cocción. 

Para empezar, hay que dejar el agua de arroz en el mismo contenedor o en una olla y mantenerla a temperatura ambiente durante un día o hasta que se vuelva ligeramente ácida y comience a fermentar. 

La fermentación se produce cuando en el agua comienzan a formarse burbujas y el agua se vuelve cada vez más ácida. Ponga a hervir a fuego fuerte  para detener el proceso de fermentación. Luego apague el fuego y espere a que el agua del arroz se enfríe antes de añadir unas gotas de aceite esencial de árbol de té, lavanda o romero.

El agua en su arroz fermentada para lavar el cabello o limpiar el cutis está lista. Conserve refrigerada por no más de una semana. El agua de arroz, siendo rica en almidón, podría estar muy densa y concentrada, en este caso, estirarla con el agua, ya que si es demasiado espesa apelmazará el cabello. 

Agite bien el envase de agua de arroz enfriada antes de derramar el contenido. Vierta el agua de arroz en el pelo después inclinándose sobre el lavatorio, donde se habra tapado el desagüe. De esta manera el agua de arroz se conserva en el lavatorio y se puede utilizar. Masajear el cuero cabelludo suavemente y continuar vertiendo el agua de arroz en el pelo. Luego enjuagar con agua un poco más fría.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: