under the article ad tag:
Loading...
====== in-article ad tag:
Loading...

Mira cómo puede eliminar por completo el dolor de rodillas Solo utilizando 2 huevos

La rodilla, es quizás la articulación más importante de nuestro cuerpo, funcionando como bisagra al unir el fémur, el peroné y la rótula.

Gracias a nuestras rodillas, podemos caminar, correr, agacharnos, sentarnos y realizar otra gran variedad de movimientos comunes y cotidianos; es tal vez por esto que el desgaste de las rodillas suele ser demasiado frecuente y común, especialmente en personas de avanzada edad.

A continuación te daremos a conocer la receta para eliminar el dolor de rodillas, sin tener que acudir a medicamentos farmacéuticos.

Cómo eliminar el dolor de rodillas
Ingredientes:
Una yema de huevo
2 cucharaditas. de sal

Procedimiento:
Mezcla muy bien ambos ingredientes.
Aplica la mezcla en un algodón y lleva este a tu rodilla, sosteniéndolo allí con una venda elástica.
Deja reposar el tratamiento durante 2 horas, para luego retirarlo.
Repite todo el procedimiento al menos 4 veces al día.

La sal, gracias a sus altos contenidos en magnesio, es capaz de de combatir la inflamación, y así el dolor articular y muscular. Por otra parte, los aceites del huevo, son capaces de penetrar la piel, aportando así sus minerales a nuestros huesos, tejidos y ligamentos.

Aplicar una bolsa de hielo en nuestras articulaciones, 4 o 5 veces al día, también ayudará a terminar con la inflamación y el dolor. Este tratamiento es perfecto para complementar al anterior.

Además, realizar suaves masajes en tus rodillas con aceite de mostaza, ayudará a que la circulación de tu sangre sea mucho mejor, para así aliviar el dolor articular y óseo.

Complementa estos 3 sencillos tratamientos para eliminar el dolor de rodillas, y te aseguramos que en menos de una semana ¡tus rodillas habrán quedado como nuevas!

Consejos para aliviar el dolor de rodillas
1. Vigila tu peso. Si tienes un poco de sobrepeso, ten en cuenta que este exceso va a afectar a todas las articulaciones del cuerpo, y especialmente a las rodillas, ya que, simplemente con cada paso, estarás ejerciendo sobre las rodillas una fuerza igual a una vez y media el peso de tu cuerpo, y eso puede causar serios problemas en tus rodillas y representar un dolor muy insoportable.

2. Presta atención a tus pies. No todos pisamos de la misma manera, siendo uno de las causas comunes de los problemas de rodilla la pronación, que es el movimiento del pie hacia adentro. Aunque una cierta cantidad de pronación es normal, en exceso puede causar problemas en la rodilla, ya que al dar los pasos, la rodilla sale fuera de su alineación normal y puede acabar generando el dolor de rodilla.

Para evitar este problema, puedes utilizar plantillas especiales que están específicamente diseñadas para corregir este problema y que se adaptan a tu calzado habitual.

3. Utiliza el calzado adecuado. Para evitar el dolor de rodilla es recomendable llevar el talón lo más bajo posible. El cuerpo puede tolerar un tacón de algunos centímetros, pero si utilizas tacones demasiado altos, pueden hacer que tu cuerpo se incline hacia delante al andar haciendo una mayor presión en las rodillas. Reserva los tacones más elevados sólo para ocasiones muy puntuales, y procura no abusar de su uso.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: